x

La importancia del Chaleco Salvavidas

Cuando subimos por primera vez a una embarcación, el patrón está en la obligación de realizar un checklist de los elementos de seguridad obligatorios.

Entre ellos, el chaleco salvavidas. Como ya sabes, no llevar el número de chalecos que indica el certificado de navegabilidad del barco implica fuertes sanciones, además de poner en riesgo la seguridad de algún miembro de la tripulación.
Tabla de contenidos
Mostrar
Ocultar
  • Importancia de usar el Chaleco Salvavidas
  • Conocer cómo funciona el Chaleco
  • Objetivos de aprender a usar el Chaleco Salvavidas
  • Diferentes tipos de Chalecos Salvavidas
  • Elección del equipo correcto de flotabilidad
  • Tipos de Flotabilidad

Importancia de usar el Chaleco Salvavidas

Cuando salimos a navegar, en nuestra cabeza, está la idea de salir a disfrutar de nuestra afición con amigos y familia; desconectar de la rutina diaria y porque no, de los problemas cotidianos.

En ocasiones, esa excesiva confianza puede jugarnos una mala pasada y lo que se supone que iba a ser un día de disfrutar y pasarlo bien, puede acabar en un susto o una mala experiencia.

Un buen patrón debe velar por la seguridad de su tripulación, pues es el máximo responsable.

Para ello tendrá que ser consciente de la importancia del chaleco salvavidas y transmitirlo al resto de los pasajeros.

Conocer cómo funciona el Chaleco

Todos las personas a bordo deben saber los procedimientos para ponerse y ajustarse un chaleco salvavidas.

Así pues, es esencial que la persona que tengan responsabilidades, como es el caso del patrón, puedan demostrar conseguridad en sí mismo los procedimientos para ponerse y ajustarse los chalecos salvavidas.

Antes de zarpar y una vez realizados los preparativos, el patrón debe enseñar al resto de la tripulación la ubicación de los chalecos salvavidas así como su correcto uso y mantenimiento. Es cuestión de pocos minutos.

Objetivos de aprender a usar el Chaleco Salvavidas

  • Familiarizarnos con el chaleco. En el mercado existen diferentes modelos (hinchables o rígidos, diferente flotabilidad, etc) y no todos se colocan igual.
  • Concienciar a la tripulación de la importancia de su buen uso y los inconvenientes y peligros de una mala colocación.
  • En caso de abandono y como indica la normativa, saber ponernos el chaleco en menos de un minuto.
  • Tener la seguridad de que voy a mantenerme a flote una vez abandone el barco. Los inconvenientes que me puedo encontrar a la hora de saltar y abandonar la embarcación.
  • Ganar tiempo para preparar la evacuación y poder poner a punto el resto de dispositivos de salvamento.
  • No dificultar ni entorpecer el resto de labores del patrón, así como facilitar el resto de acciones, para asegurar un correcto y eficaz abandono.
  • Mantener los chalecos en perfectas condiciones después del uso.
La decisión de abandonar el barco implica una alteración psicológica de la tripulación.

El miedo y la ansiedad se apoderan en este tipo de situaciones.

Una persona que no sabe colocarse el chaleco en una situación de estrés puede llegar a bloquearse y supone un contratiempo, que complicaría las labores de abandono.

No mantener la calma y el desconocimiento del uso de los distintos elementos de seguridad acaban en la mayoría de los casos en tragedia.

En Cenáutica, concienciamos y enseñamos a los alumnos del correcto uso de los diferentes elementos de seguridad en las prácticas de navegación. Sobretodo de la importancia del chaleco salvavidas.

En un 90% de los casos los alumnos no saben colocarse el chaleco (lo han visto, saben cual es su función pero nunca se lo han puesto) y ahí es cuando se dan cuenta de lo que implica un mal uso, los peligros a los que se pueden enfrentar y sus consecuencias.

Diferentes tipos de Chalecos Salvavidas

El mercado ofrece una amplia gama de dispositivos para garantizarnos la flotabilidad.

Hay que saber diferenciar entre chalecos salvavidas y ayudas a la flotabilidad. Una elección y uso correcto de estos dispositivos pueden salvar la vida en una caída al agua.

En las prácticas de navegación se explican los diferentes modelos y su correcto uso.

El cuándo hay que usar los chalecos o las ayudas a la flotabilidad, estarán condicionados por diferentes factores como:
  • La climatología
  • El tipo de navegación
  • La actividad que vas a practicar y la experiencia de los tripulantes.
Ante la duda, lo mejor es llevar siempre el chaleco y así evitar sorpresas.

Situaciones en las que una persona tiene que hacer uso de estos dispositivos:
  • Ante el riesgo de caer al agua
  • En un abandono de buque
  • Cuando el patrón lo ordene o cuando se realicen labores en cubierta.
chaleco salvavidas flota

Elección del equipo correcto de flotabilidad

Es muy importante hacer una selección correcta de los equipos de flotabilidad.

La ayudas a la flotabilidad son, como bien dice la palabra, una ayuda.

El usuario debe nadar por sus propios medios a un lugar seguro o mantenerse hasta que llegue la ayuda.

Si las condiciones meteorológicas son malas o hemos perdido el conocimiento, de poco nos podrá servir.

Estas ayudas son un complemento ideal para actividades como el windsurf, kayak, kitesurf o vela ligera.

Sobre todo están indicadas para actividades en aguas interiores y que no presentan un riesgo extremo. Por el contrario, los chalecos salvavidas otorgan, por sus características, un alto rendimiento en la seguridad.

EJEMPLO

Por ejemplo, si un navegante que cae inconsciente y no puede colocarse en una posición de seguridad por sus propios medios, le permitirá dar la vuelta en pocos segundos y mantener la cabeza fuera del agua.

En el mercado hay dos tipos de chalecos: los de hinchado automático y los rígidos de abandono.

Antes de valorar si uno u otro, lo que si es importante es que lleven luz estroboscópica, silbato y bandas reflectantes.

Las correas que se colocan en la entrepierna también nos ayudarán a que el chaleco no salga hacia la cabeza.

Si lleva arnés incorporado, permitirá asegurarte a una línea de vida en situaciones de extrema gravedad.

En el mercado hay diferentes modelos de chalecos, los hay por tallas y modelos. Lo mejor es probarse el chaleco y comprobar que se ajusta a tus necesidades.

También tenemos que elegir el tipo de flotabilidad, pues no todos los chalecos están diseñados para todas las zonas de navegación. Su flotabilidad se mide en Newton (fuerza de reflotación en el agua).

Tipos de Flotabilidad

  • 50 Newton: ayudas a la flotabilidad. Indicado para zona de navegación 7 (aguas interiores).
  • 100 Newton: chaleco salvavidas. Indicado para zonas de navegación 5 y 6 (hasta 5 millas y 2 millas de un puerto base o refugio).
  • 150 Newton: chaleco salvavidas. Indicado para zonas de navegación 2, 3 y 4 (hasta 12, 25 y 60 millas de la costa).
  • 275 Newton: chaleco salvavidas. Indicado para zonas de navegación 1. (sin limitación de millas).
Los bebés y los niños también disponen de chalecos especiales adaptados a tu tamaño y necesidades. No olvide revisar y seguir las instrucciones del fabricante para un buen mantenimiento.
chaleco salvavidas niños
¿Qué te ha parecido este artículo?
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, en función de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Aceptar