x

Cabos: definiciones, tipos y confección

Todos los hombres de la mar tienen la necesidad de dominar el arte de elaborar nudos para facilitar las maniobras con las velas, estibar material, etc.

Por eso, el conocer su uso y la habilidad y destreza para elaborarlo, es básica para todo patrón.

Los nudos marineros han sido y son un complemento importante para la vida cotidiana de todos los marinos, desde tiempos ancestrales hasta la actualidad. Por ello, no es de extrañar que aún hoy, pese a los grandes avances tecnológicos, mantengamos dependencia de muchos de los nudos que crearon nuestros ancestros.
Tabla de contenidos
Mostrar
Ocultar
  • Definición de conceptos relacionados con los cabos y nudos
  • Clases de cabos marineros
  • Confección de cabos

Definición de conceptos relacionados con los cabos y nudos

Dentro del vocabulario marinero debemos conocer algunas de las definiciones relacionadas con los cabos y nudos marineros. También es importante conocer los materiales de fabricación y el tipo de confección.

Definiciones:
  • Cabo: Nombre que se da en una embarcación a una cuerda sin función específica. Cuerda, soga, maroma. Varias fibras torsionadas forman la filástica, varias filásticas componen el cordón y varios cordones el cabo.
  • Chicote: Extremo de un cabo. 1 cabo tiene 2 chicotes.
  • Firme: parte principal y larga del cabo que queda bajo tensión o firme.
  • Vuelta alrededor: cuando el chicote de un cabo da vuelta y media o 540º alrededor de un objeto y queda paralelo a su firme.
  • Mena: Determina su grosor, longitud del contorno, perímetro o circunferencia de un cabo. Cabos de diferente mena = cabos de grosor diferente.
  • Seno: arco o curvatura en un cabo cuando no está tirante o tenso.
  • Gaza: bucle que se hace en el chicote de un cabo sobre su firme.
  • Azocar: apretar o ajustar bien un nudo.
  • Zafar: soltar, liberar o desprender lo que está sujeto, separar cabos para que queden libres.
  • Ayustar: Unir o empalmar un cabo a otro ,mediante nudos o costuras.
  • Aduja: Son los anillos que forma el cabo cuando se le recoge o enrolla.
  • Adujar: recoger un cabo dando vueltas o adujas.
  • Laza: replegar el cabo sobre si mismo.
  • Afirmar: fijar un cabo generalmente con una vuelta mordida.
  • Halar: tirar con fuerza de un cabo o amarra.
  • Amollar: soltar o aflojar un poco de un cabo.
  • Cazar: acto de cobrar o tirar de un cabo, escota o driza para poder afirmarlo.
  • Largar: soltar totalmente un cabo o cadena.
  • Arriar: aflojar un cabo o cadena.
  • Tesar: cobrar un cabo hasta dejarlo rígido.
  • Guarnir: pasar el chicote de un cabo o cable por un agujero para que trabaje debidamente.
  • Lascar: soltar un poco un cabo que va trabajando con mucha tensión.
  • Trincar: Sujetar un cabo o cable con trinca (sin que se mueva). Implica amarrar fuertemente (la trinca es un trozo de cabo corto con el que se dan ligaduras).

Clases de cabos marineros

Las clases de cabos varían en cuanto a las fibras empleadas en su fabricación y el método de su confección.

Podemos clasificar los cabos fabricados con materiales naturales (Cáñamo, Sisal y Yute) de los fabricados con materiales sintéticos (Nylon, Poliéster, Polipropileno y Armada).

La mayoría de los cabos que encontramos en el mercado están fabricados con materiales sintéticos:

Polipropileno


  • Para fabricar cabos de tres económicos, robustos y de uso general.
  • Pesan poco y flotan.
  • Como cabo de salvamento.
  • Se degradan más rápido con la luz del sol.

Poliéster


  • Pueden ser de tres o trenzados.
  • Resistentes, poco elásticos y no flotan en el agua.
  • Cabos de amarre, escotas o drizas.

Nailon


  • Fuertes y elásticos.
  • No flotan en el agua y pierden resistencia si están húmedos.
  • Ideal para cabos de arrastre y remolque.
  • Ofrece una resistencia óptima a los rayos del sol y a los productos químicos.

Aramida


  • Fuertes y ligeros. Permiten reducir su diámetro.
  • Poco elásticos. Sensibles a los rayos UV.
  • Resbaladizos.
  • Absorben el impacto de tirones.

Confección de cabos

Todo cabo, ya sea fabricado con materiales naturales o sintéticos, está hecho de fibras cortas tejidas hasta formar hilos, que a su vez forman hebras.

Después las hebras se enrollan hasta formar el cabo terminado. El modo en que se reúnen las hebras y la manera en que estas forman el cabo, determinan las propiedades del cabo y la facilidad con que este puede manipular, adujar, anudar o amarrar.

Por el tipo de fabricación los cabos pueden ser:
  • De tres hebras (resultado de enrollar por separado cada hebra en una misma dirección y después las tres hebras se enrollan juntas en la dirección opuesta hasta formar el cabo)
  • Trenzado (un ánima de hebras que a su vez puede estar trenzadas o ligeramente enrolladas).
¿Qué te ha parecido este artículo?
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, en función de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Aceptar