x

Navega sin contaminar

Al navegar disfrutamos del mar, el viento, la fauna y la flora marina. Pero muchas veces no somos consciente de que al navegar, estamos provocando un impacto negativo, en mayor o menor medida, en los océanos que tanto apreciamos. Es por ello que si queremos seguir disfrutando de las maravillas que nos ofrece el mar, tenemos que preservarlo.

Adquirir buenos hábitos para no contaminar o hacerlo lo menos posible, marcará la diferencia. De la misma manera que tiramos la basura en los contenedores y en la mayoría de los casos reciclamos, también tenemos que hacerlo en el mar. 

Para comprometernos por un mar limpio y libre de residuos, te ofrecemos algunos consejos para proteger nuestros mares.
Tabla de contenidos
Mostrar
Ocultar
  • Situación actual de la contaminación marina
  • Revisión de la embarcación para evitar la contaminación
  • ¿Cómo podemos evitar verter residuos al mar?
  • Uso de productos ecológicos a bordo
  • Consejos para una navegación responsable

Situación actual de la contaminación marina

Un 72% de la superficie de la Tierra son aguas oceánicas. Pero la contaminación, está poniendo en peligro este elemento tan esencial para la vida y no debemos olvidar que es fuente de alimento para el ser humano y hábitat de cientos de especies.

Veamos con datos la magnitud de la situación actual:

  • El ser humano genera el 80% de la contaminación de los océanos.
  • Actualmente, acaban en el mar en torno a 12,7 millones de toneladas de plástico.
  • Cada año, mueren 100.000 mamíferos y 1 millón de aves marinas aproximadamente por la contaminación plástica.

contaminacion_maritima

Revisión de la embarcación para evitar la contaminación

Uno de los puntos clave para reducir la contaminación de los mares, es la revisión del motor de la embarcación para minimizar el riesgo de vertido de sustancias altamente contaminantes o excesivas emisiones de gases. 

A la hora de comprobar el motor, es importante verificar periódicamente si hay fugas de combustible, refrigerante o aceite. Si tienes que deshacerte de alguno de los residuos citados anteriormente, utiliza los contenedores adecuados o haz uso de los servicios que ofrecen algunos puertos y marinas para la recogida y reciclaje de aceites y lubricantes. 

Todos los residuos generados y sustancias utilizadas en los motores de las embarcaciones, pueden ser recicladas. Pero si acaban en el mar, pueden afectar una gran superficie.

¿Cómo podemos evitar verter residuos al mar?

El vertido de residuos al mar es uno de los principales factores que provocan la contaminación marina y la solución, está en manos del ser humano. Para ello, algunas de las medidas que puedes llevar a cabo para reducir tu impacto, son las siguientes:

  • Recoge los residuos orgánicos. En ocasiones se tiende a arrojar residuos orgánicos al mar, como vegetales, frutas y otros restos de comida, bajo el lema "es comida para los peces", pero lo cierto es que no es así. La mayoría de los animales marinos no se alimentan de estas sustancias, por lo que se convierten en una fuente de contaminación.
  • Evita derramar combustible al echar gasolina. Puede ocurrir que al echar gasolina, derramemos un poco alrededor del tanque y esto acabe finalmente en el mar. Es por ello que aconsejamos poner un paño alrededor del la boca del tanque para que, en caso de derrames accidentales, absorba inmediatamento el combustible.
  • Vacía el tanque de aguas negras en un lugar adecuado. Por degracia, no todos los puertos deportivos están preparados para vaciar estos tanques y deberás buscar un lugar adecuado para hacerlo. Evita en la medida de lo posible, vaciarlo en alta mar.
  • Evitar el uso de productos desechables. Los productos desechables como vasos, platos, cubiertos, pajitas, toallitas perfumadas, etc. son utilizados habitualmente sin tener en cuenta que estos productos, tardan décadas en descomponerse. Es por ello que las vajillas de plástico rígido y reutilizables por ejemplo, son una buena alternativa.

How To Make Your Own Budget External SSD Drive!


Además, para aportar nuestro granito de arena, es importante ayudar en la recogida de plásticos y otros residuos en la medida de los posible. De esta manera, conseguiremos que día a día, los océanos estén menos contaminados.

Uso de productos ecológicos a bordo

Cada día, existen más alternativas ecológicas a productos convencionales. Pequeños gestos como puede ser utilizar un producto ecológico o biodegradables, pueden suponer una gran diferencia si hablamos de contaminación de las aguas.

Algunos de los productos en los que podemos optar por estas alternativas son:

  • Productos para limpieza, mantenimiento o vida a bordo. Muchos supermercados ofrecen en sus estanterías este tipo de productos entre los que podemos encontrar productos de limpieza, detergentes, dentífricos, jabones, cremas solares, etc.
  • La elección de un antifouling puede marcar una gran diferencia. Hay varios productos en el mercado y a la hora de elegir uno u otro, debería primar que contamine menos a su duración o eficacia.

Es importante a la hora de decidir utilizar un producto u otro, ser conscientes de que sustancias o componentes tóxicos estamos haciendo llegar a las aguas marinas. Por ejemplo, las cremas solares, aunque no lo creamos, ejercen su papel contaminante al bañarnos después de echarnos crema; es por ello que, muchas marcas, ofrecen productos EcoFriendly.

Consejos para una navegación responsable

Realizar una navegación responsable es también un punto relevante a la hora de reducir la contaminación marina. A contanuación, encontrarás 3 consejos básicos para realizar una navegación responsable en todas tus travesías.

  1. Si navegas cerca de la costa, sobre todo en playas y fondeaderos, modera la velocidad. Respeta los límites de velocidad y las regulaciones en las áreas protegidas.
  2. Evita fondear en zonas protegidas para no perjudicar los fondos marinos. Las praderas de Posidonia, por ejemplo, están protegidas por su alto valor ecológico. 
    posidonia

  3. Respeta la fauna. Evita acercarte a los delfines y otros peces con el motor en marcha y respeta la distancia de los cetáceos. Además, hay que tener en cuenta que lo ruidos (música, gritos, motor, etc.) pueden dañar o desorientar a los animales que estén cerca.
¿Qué te ha parecido este artículo?
La valoración media es de 3/5
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, en función de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Aceptar