x

Elegir tu licencia de navegación para empezar a navegar

La primera duda surge entre aquellos que se inician en la navegación de recreo es decidirse por la primera licencia de navegación.

La clave de hacer una buena elección es pensar en el uso que queremos darle en el futuro al permiso que obtengamos, lo cual no es fácil, teniendo en cuenta las numerosas posibilidades que ofrece la navegación de recreo. Si quieres conocer cuál es la mejor para ti según tus necesidades, sigue leyendo.
Tabla de contenidos
Mostrar
Ocultar
  • Licencia de Navegación: la opción más rápida y sencilla
  • Consejos para elegir tu titulación náutica de recreo
  • 1. ¿Qué barco quieres llevar?
  • 2. ¿De cuánto tiempo de estudio dispones para tu licencia de navegación?
  • 3. ¿Cuánto vas a pagar por tu permiso de navegación?
  • 4. Crea una rutina para el estudio de tu titulación náutica
  • 5. Únete a un Club de Patrones y haz amigos navegantes

Licencia de Navegación: la opción más rápida y sencilla

Si quieres obtener una licencia federativa lo antes posible y de la forma más fácil, la Licencia de Navegación o antiguo "titulín" será la mejor opción. Te permitirá navegar en barcos de hasta 6 metros, cerca de la costa y durante el día, que para empezar está muy bien. Lo mejor es que se puede obtener en tan solo una tarde (2 horas de clase teórica y 4 de prácticas) y no hay que hacer ningún examen para superarlo.

Es un buen comienzo para iniciarse cuando no se conoce nada acerca de la navegación de recreo para ir interiorizando conceptos náuticos. Además, se puede hacer cualquier día del año y la expedición de la licencia es prácticamente inmediata si llevas contigo tu certificado psicotécnico ese mismo día. 
Licencia de navegación, la opción más rápida y sencilla para empezar a navegar


Otra de las opciones es sacarte el título de Patrón de Navegación Básica (PNB). Este te permitirá navegar en barcos más grandes, de hasta 8 metros, a una distancia de hasta 5 millas de la costa, tanto de día como de noche. Eso sí, requiere superar un examen teórico oficial y realizar 8 horas de prácticas de navegación y 4 de radiocomunicaciones. 

Por último, puedes saltarte los anteriores pasos e ir directamente a certificarte como Patrón de Embarcaciones de Recreo (PER). Este título te permitirá navegar en barcos de hasta 15 metros, a un máximo de 12 millas de la costa, de día y de noche. Por supuesto, requiere superar un examen teórico oficial algo más complejo, así como realizar 16 horas de prácticas de navegación y 12 horas de clases de radiocomunicaciones, por lo que necesitarás al menos un par de meses de preparación.

Consejos para elegir tu titulación náutica de recreo

Antes de nada, deberías preguntarte: ¿para qué quiero mi permiso de navegación? No es lo mismo obtener una titulación para iniciarse y "conocer el mundillo", acompañar a otro patrón, navegar con amigos o familiares de vez en cuando o para hacer salidas frecuentes con un barco que hayas comprado o quieras comprar.

Para aquellos que se encuentran en la situación de obtener su primer título aquí van algunos consejos para cuestionarse:

1. ¿Qué barco quieres llevar?

Si tienes clara esta respuesta, quizás no necesites recomendaciones. La eslora de tu barco determinará el título que necesites, aunque hay ocasiones en que algunos navegantes les vale con el PNB pero deciden obtener el PER por si alquilan o compran una embarcación más grande en el futuro.  
Elegir la capacidad del barco con el que quieres navegar es una decisión previa a sacarte tu titulación náutica de recreo.

2. ¿De cuánto tiempo de estudio dispones para tu licencia de navegación?

Si dispones de muy poco tiempo para prepararlo, quizás prefieras optar por la licencia o el PNB para empezar. Si optas por el Patrón Básico, más adelante podrás convalidar parte del temario para obtener el PER. Aunque en todo caso, el PER, requiere, como mucho, unas 6 semanas de preparación dedicando aproximadamente a una media de 6 horas semanales al estudio, que tampoco es tanto.

Hay muchos alumnos que piensan "ya que me pongo...", por ello quizás el PER sigue siendo el título más demandado, ya que el que "se pone", muchas veces prefiere obtener las máximas atribuciones. A la larga es menos tiempo de dedicación y más barato.

Eso si, no te compliques. Si tienes muy claro que jamás llevarás un barco mayor de 8 metros o a distancias más lejanas, es innecesario sacarse un permiso mayor. 
Tiempo de estudio de la licencia de navegación

3. ¿Cuánto vas a pagar por tu permiso de navegación?

Si lo que quieres es probar y tener un primer contacto con la náutica para saber si te gusta sin gastarte mucho dinero, quizás lo más adecuado es empezar por la Licencia de Navegación.

Por menos de 200€ tendrás un permiso para salir a navegar. Además, en Cenáutica lo que pagas por tu licencia, te lo descuentan en los 12 meses siguientes si contratas un pack curso y prácticas de PNB o PER. Así que, siempre puedes empezar con este permiso, y si de verdad te gusta, ir aumentando tus capacidades con el tiempo.

4. Crea una rutina para el estudio de tu titulación náutica

El temario de la licencia de navegación es muy sencillo. Se trata de conocimientos náuticos básicos e información sobre seguridad y navegación que solo necesitarás leer con antelación a las clases.

El programa de estudio de PNB y PER es diferente. No es muy complejo, pero sí que habrá que dedicarle algo de tiempo. Si llevas mucho tiempo sin tener hábito de estudio, te costará un poco más, pero si eres constante y practicas una rutina de estudio, no tendrás problema.

En la escuela de Cenáutica, encontrarás instructores expertos en la preparación de alumnos para que aprovechen al máximo su tiempo y aprueben a la primera. Además, en su web puedes encontrar exámenes resueltos de convocatorias pasadas para que puedas practicar y autocorregirte.

No hay de qué preocuparse, cualquier persona que haya aprobado el examen de conducir de coche puede sacar el PNB o el PER.

5. Únete a un Club de Patrones y haz amigos navegantes

La seguridad no solo depende de la embarcación, sino también de cuánto esté curtido el patrón en saber manejarla ante las situaciones que puedan surgir.

Por ello, optar en un principio por la licencia de navegación es una buena idea, hasta que te sientas lo suficientemente seguro de ti mismo para lanzarte con el PER (el cual se te hará mucho más fácil después de tener la base previa). Ten en cuenta que, con las horas mínimas obligatorias de navegación, nadie sale siendo marinero, por lo que necesitarás seguir adquiriendo experiencia.

Un buen consejo es hacer amigos entre los compañeros de tu escuela náutica si no conoces a alguien con barco o apuntarte a algún grupo de navegantes, como el Club de Patrones de Madrid, para tener oportunidades para navegar y aprender de los consejos de otros apasionados de la náutica. 

¿Qué te ha parecido este artículo?
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, en función de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Aceptar