x

Un sextante: ¿Qué es y para qué sirve?

En plena era tecnológica resulta complicado pensar que puede haber algo con lo que orientarnos que no sea Google Maps o cualquier otro GPS. 

Seguramente te suene lo que es una brújula pero, ¿sabes lo qué es un sextante? Parece insólito pensar como alguien en mitad del mar, puede saber dónde se encuentra utilizando un objeto sin internet. 

En este post descubrirás una forma tradicional, pero no por ello obsoleta, de guiarte cuando estés en el océano.
Tabla de contenidos
Mostrar
Ocultar
  • ¿Qué es el sextante?
  • Partes de un sextante
  • ¿Cómo funciona un sextante?
  • Antecendentes del sextante
  • ¿Quién creó el sextante?

¿Qué es el sextante?

Un sextante es un instrumento de navegación que permite medir la separación angular entre dos objetos.

Por ejemplo, cuando una persona está en el mar, utilizando el sextante y teniendo dos puntos de referencia como podrían ser la costa y una estrella, podrá saber dónde se encuentra con exactitud. Es decir, este objeto nos ayudará a calcular el ángulo entre un cuerpo celeste (la costa, un faro o cualquier otro punto de referencia) y el horizonte.

El sextante se utiliza tanto para navegación astronómica como para medir en otros contextos la altura y distancia entre dos puntos de referencia.

Para la utilización de este artilugio, se puede tener el cuenta donde se encuentra el Sol. Pero además, es importante conocer la hora a la que se quiere medir el punto en el que nos encontramos y así saber la latitud exacta de donde nos situamos.

Esta información se consigue gracias al ángulo que nos da el sextante y a unos cáculos matemáticos (muy sencillos).

cuerpo celeste

Partes de un sextante

El modo de uso del sextante náutico es mucho más fácil de lo que a priori puede parecer.

Tenemos que partir de la base de que es un objeto que necesita tener dos puntos de referencia para obtener la información que necesitamos como comentábamos antes.

Para saber utilizar este instrumento de navegación, necesitamos entender como está constituido:
  • Armardura o bastidor: Suele ser de metal y contiene un limbo graduado de derecha a izquieda.
  • Alidada: Tiene forma de radio, gira sobre el centro y se despaza sobre el limbo. Lleva grabado un índice de números para poder ver los grados.
  • Espejo pequeño: Se encuentra a la izquierda y tendrá que ser paralela a la alidada cuando esta marque cero grados (este concepto lo explicaremos más adelante en el funcionamiento)
  • Espejo grande: Va montado sobre la alidada
  • Visor: Se encuentra a la derecha del bastidor y a la altura del espejo pequeño. Es através del cual podrás mirar.
  • Filtros: Delante de cada espejo hay un juego de filtros para reducir la luminosidad.
sectante

¿Cómo funciona un sextante?

Estos son los pasos a seguir para usar el sextante:
  1. Se pone la alidada a cero grados.
  2. Se busca la estrella o astro a través del visor. En este momento por la parte izquierda del espejo se verá el horizonte y por la derecha el astro .
  3. Realizamos un movimiento con el armazón, para dejar la alidada fija, de tal forma que, dejaremos que el astro quede próximo a la línea del horizonte.
  4. Se mirará el resultado del ángulo obtenido.
  5. Ayudándonos de un almanaque náutico, o lo que es lo mismo, un calendario náutico y un cronómetro, podremos realizar los cálculos trigonométricos de la esfera para poder obtener la situación de donde nos encontramos.
iStock-845903826

Antecendentes del sextante

Durante siglos, se navegó siguiendo la costa utilizando como referencia sus puntos visibles y la profundidad. De tal manera que, cuando a finales del siglo XV los portugueses y castellanos comienzan sus viajes de exploración y descubrimiento, sus instrumentos de navegación eran:
  • La corredera y la ampolleta para determinar la velocidad del buque, imprescindible para navegación por estima.
  • La sonda para determinar la profundidad y naturaleza del fondo.
  • El compás que se orientaba al norte magnético, y el astrolabio y cuadrante para medir la altura de un astro sobre el horizonte.
El astrolabio se utilizaba para determinar la latitud mediante la observación de la estrella polar o la observación del paso meridiano del Sol.

Se disponía de tablas que daban la declinación del Sol para cada día del año. Con esta información y la observación de la altura del Sol (en su paso meridiano) era fácil determinar la latitud pero no había forma de determinar la longitud.

De modo que, en la práctica, el procedimiento seguido era el de navegar a un punto de la misma latitud que la del destino para luego ir navegando manteniendo la latitud hasta dar con el destino.

¿Quién creó el sextante?

Alrededor de 1750 se inventó el sextante que permitía una observación mucho más precisa de la altura de los astros que con el astrolabio o el cuadrante.

El problema de la determinación de la longitud geográfica era, por tanto, el de averiguar con precisión la hora en el meridiano de referencia.

Era necesario un instrumento que permitiera saber a bordo del buque la hora del meridiano de referencia por lo que a mediados del siglo XVIII Inglaterra ofreció una gran recompensa a quien "descubriera la longitud geográfica en el mar".

Y así nació el cronómetro que estuvo disponible a principios del siglo XIX. A partir de entonces, el piloto dispuso de las mismas herramientas que se han utilizado hasta hoy en día: sextante, cronómetro y el almanaque náutico.
¿Qué te ha parecido este artículo?
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, en función de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Aceptar