x

Guía de Compra de Chalecos Salvavidas para Navegantes

  • Tomás Ruiz
Tomás Ruiz
En este artículo, Tomás Ruiz, de Navegando con Tomás, nos habla de un asunto que preocupa a todos los navegantes, la seguridad. 

Está claro que navegar es una experiencia apasionante, pero también entraña ciertos riesgos. Uno de los mayores miedos es caer al agua estando inconsciente, lo que puede resultar en ahogamiento. Para evitar estas tragedias, se inventaron los chalecos salvavidas, cuya función principal no solo es mantenernos a flote, sino también asegurar que nuestra cabeza permanezca fuera del agua.

A continuación, se presenta una guía para ayudarte a elegir el chaleco salvavidas adecuado para tus necesidades náuticas.

Chalecos Salvavidas, descubre la comparativa definitiva Tutorial de uso. EP. 67
Tabla de contenidos
Mostrar
Ocultar
  • Tipos de Chalecos Salvavidas
  • Flotabilidad
  • Ajuste del Chaleco
  • Características Adicionales
  • Comparativa de Chalecos
  • Conclusión

Tipos de Chalecos Salvavidas

Existen dos tipos principales de chalecos salvavidas: rígidos e inflables.

1. Chaleco Salvavidas Rígido

El chaleco salvavidas rígido tiene varias características distintivas. En primer lugar, está fabricado con espuma que flota constantemente. Este material ofrece varias ventajas, entre las cuales se destacan su falta de necesidad de mantenimiento y la ausencia de partes móviles que puedan fallar. Además, es una opción económica que garantiza una flotabilidad constante. Sin embargo, este tipo de chaleco también presenta ciertas desventajas. Es voluminoso e incómodo para llevar puesto de manera continua, lo que lo hace ideal solo para situaciones de abandono del barco.

Chaleco Salvavidas Rígido


2. Chalecos Salvavivas Inflables

Por otro lado, el chaleco salvavidas inflable presenta características diferentes. Es ligero y compacto cuando no está inflado y se infla automáticamente con una botella de CO2. Este diseño ofrece ventajas significativas, como su gran comodidad y la facilidad para estibarlo. Además, permite una movilidad total, lo cual es esencial en un velero. No obstante, también tiene desventajas. Requiere mantenimiento periódico, como el cambio de la botella de gas, y es más caro que los chalecos rígidos.

Dentro de los chalecos inflables, se pueden identificar dos subtipos: manual y automático.

El chaleco manual se activa tirando de un cable, mientras que el chaleco automático se infla al contacto con el agua, utilizando uno de los siguientes sistemas: el sistema de humedad y el sistema de presión (Hammar). El sistema de humedad funciona mediante una pastilla de sal que se disuelve al contacto con el agua, activando así la botella de CO2. Por su parte, el sistema de presión detecta la presión del agua y activa la botella de CO2. Estos sistemas aseguran una rápida y efectiva activación en caso de emergencia.

Chalecos Salvavivas Inflables

Flotabilidad

La flotabilidad de los chalecos se mide en Newtons (N). Este valor indica la fuerza que el chaleco tiene para mantenerte a flote:
  • 50N: Proporciona una pequeña ayuda a la flotabilidad.
  • 100N: Adecuado para aguas costeras o interiores.
  • 150N: Pensado para alta mar.
  • 275N y más: Garantiza flotabilidad incluso con ropa pesada y es capaz de mantener a flote a personas de mayor tamaño o incluso dos personas de peso medio.
Sistema de flotabilidad

Ajuste del Chaleco

Un chaleco mal ajustado puede ser tan peligroso como no llevar nada. Por ello, es importante:
  • Tamaño: Debe ser adecuado a la talla y peso del usuario.
  • Cierre: Puede ser de hebilla metálica, de clip, etc. Lo importante es poder ajustar las correas correctamente.
  • Correa entrepierna: Proporciona un plus de seguridad evitando que el chaleco se salga por arriba.
Ajuste del Chaleco
Ajuste del Chaleco

Características Adicionales

Aunque cada chaleco puede tener sus peculiaridades hay algunas características comunes a todo que tienen que tener obligatoriamente:
  • Silbato: Todos los chalecos deben tener uno.
  • Tubo para inflado manual: En caso de fallo del sistema automático.
  • Luz: Obligatoria desde hace tres años.
  • Capucha anti-spray: Recomendada para navegar en alta mar.
  • Ventana de inspección: Permite comprobar el estado de la botella de CO2 de un vistazo.

Comparativa de Chalecos

Se probaron cuatro chalecos diferentes, evaluando flotabilidad, comodidad, sistemas de disparo, entre otros factores. A continuación, una síntesis de los resultados:

Imagen 1
  • Chaleco Rígido Básico: Menor flotabilidad y comodidad, adecuado solo para emergencias.
  • Chaleco Autoinflable Automático Básico: Mejor en comodidad y funcionalidad.
  • Chaleco Inflable de Gama Media (300N): Excelente relación calidad-precio, muy cómodo y seguro.
  • Chaleco Inflable de Gama Alta: Máxima puntuación en todos los aspectos, pero el más caro.
Comparativa de Chalecos

Conclusión

El chaleco inflable de gama media con 300N de flotabilidad resulta ser el mejor en relación calidad-precio. Sin embargo, para aquellos que buscan lo mejor en seguridad y confort, el chaleco de gama alta es la opción ideal.

Esperamos que esta guía te ayude a elegir con acierto tu próximo chaleco salvavidas, garantizando así una navegación segura y placentera.
  • Tomás Ruiz
    Tomás Ruiz
    Tomás Ruiz es un sitio web y canal de YouTube donde comparte experiencias navegando en solitario.
¿Qué te ha parecido este artículo?
La valoración media es de 5/5
También te puede interesar
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, en función de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Aceptar